martes, 15 de diciembre de 2015

El 20 de diciembre, por V

"¡Buenas tardes, España! Permitid que, primero, me disculpe por la interrupción. Yo, como muchos de vosotros, aprecio la comodidad de la rutina diaria, la seguridad de lo familiar, la tranquilidad de la monotoní­a.
A mí, me gusta tanto como a vosotros. Pero con el espí­ritu de conmemorar los importantes acontecimientos del pasado (entre ellos la crisis que nos lleva carcomiendo varios años), he pensado que podrí­amos celebrar este 20 de diciembre tomándonos 30 minutos de nuestra ajetreada vida para levantarnos de nuestro cómodo sofá e ir a votar. Hay, claro está, personas que no quieren que votemos. Sospecho que, en este momento, estarán twiteando sobre lo absurdo que es el sistema.

¿Por qué? Porque mientras puedan utilizarán la fuerza de la desesperanza y de la apatía para hundiros aun más lo harán, ellos creen estar fuera del sistema pero indudablemente son una parte importante de él, consiguen lo que el sistema quiere, que muchos os ahoguéis en la desesperanza.

Sin embargo, el voto siempre conservará su poder, los votos hacen posible que algo cambie en el sistema, y si hay los suficientes, consiguen cambiar el sistema.

Y la verdad es, que en este país, algo va muy mal, ¿no? Crueldad e injusticia, intolerancia y opresión. Antes tenías libertad para objetar, para pensar y decir lo que pensabas. Ahora, tienes censores en facebook y nuevas leyes  que os coartan para que os conforméis y os convirtáis en sumisos. ¿Cómo ha podido ocurrir? ¿Quién es el culpable? Bueno, ciertamente, unos son más responsables que otros. Y tendrán que rendir cuentas. Pero, la verdad sea dicha, si estáis buscando un culpable, sólo tenéis que miraros al espejo.

Sé por qué lo hicistéis, sé que teníais miedo ¿Y quién no? Podíais perder vuestra comodidad, empezar a pensar por vosotros mismos. Había una plaga de problemas que conspiraron para corromper vuestros sentidos y sorberos el sentido común. El temor, la apatía y el conformismo pudo con vosotros y, presas de vuestra propia estupidez, acudisteis al actual líder.

Así­ que si no abrís los ojos, si seguís­ ajenos a los crí­menes de este gobierno, entonces os sugiero que permitáis que el 2o de diciembre pase sin pena ni gloria.


Pero si veis lo que yo veo, si sentís lo que yo siento y si perseguís lo que yo persigo, entonces, os pido que os unáis a mí­ y votéis en los colegios electorales, que llenéis las colas por algo más que por el estreno de Star Wars. 

Que hagáis de este20 de diciembre un día que jamás olvidarán todos aquellos que se aprovechan de vuestra desesperanza desde sus privilegiadas posiciones, y que votéis a quienes votéis, opciones tenéis, le demostréis al mundo que España no es una nación de COBARDES.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada